¿Feliz mes del mar?

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

¿Sabías que Chile es, o era mejor dicho, uno de los países más productivos en términos pesqueros a nivel mundial? ¿Sabías que Chile es uno de los cinco países con mayor biodiversidad de especies marinas? ¿Sabes que la superficie del territorio marítimo de Chile es casi cinco veces la de la superficie terrestre del país?

Este sin duda será un Mes del Mar inolvidable por varias razones y lamentablemente la mayoría de éstas no son precisamente porque nuestro mar esté gozando de buena salud. Como Instructor de Buceo y Director de Buceando Chile obviamente tengo una muy estrecha relación con el gran azul y cada buena o mala noticia, la celebro o la sufro muy intensamente. A pesar de que en el último tiempo sólo recibimos malas noticias y señales negativas relacionadas con nuestros océanos, yo soy optimista y creo que es hoy cuando tenemos la gran oportunidad de dar una gran vuelta de tuerca y hacer de una buena vez, algo bien hecho por “ese mar que tranquilo nos baña”.

Es así como este Mes del Mar creo que será uno de los más recordados de los últimos años y lamentablemente por puras malas noticias. En realidad no todo pasó durante el mes de mayo pero fue este mes de mayo cuando todo explotó. Tampoco quiero ser pesimista con esta columna, sólo poner sobre la mesa lo que muy pocos saben tratando de ser lo más objetivo posible, de mostrarte los problemas que aquejan a nuestro mar y que a estas alturas te aquejan a ti, y si todavía no te afecta, más luego que tarde sí te va a afectar…

Todo empezó con la decisión de la autoridad marítima de autorizar el vertimiento de 9.000 toneladas de salmones muertos luego de que Sernapesca entregara un informe en el que señala que “el desecho de pescado es orgánico y sus propiedades físicas, químicas y biológicas no afectan el ecosistema acuático, la vida humana en el mar, vías de navegación ni a las actividades de otros usuarios marítimos”. Yo no soy Biólogo Marino ni especialista pero creo que bajo ningún punto de vista el vertimiento de esa cantidad de toneladas de peces muertos puede no tener efectos en el ecosistema acuático y es así como quiero pensar, que como el mundo es redondo, esto coincidió con una varazón sin precedentes de machas en la zona de Cucao en la Isla de Chiloé, porque después de investigar mucho y leer la opinión de biólogos marinos y oceanógrafos, tengo la sensación de que la varazón de machas fue producto del fuerte fenómeno de Marea Roja que afecta buena parte de la región de Los Lagos. La verdad es que “me encantaría” que fuera responsabilidad de las salmoneras para que de una vez empiecen a fiscalizar y controlar el enorme daño ambiental que generan, pero hay que tratar de ser objetivo y al menos con la info que yo cuento y la poca expertise en el tema, me quedo con que una cosa tiene muy poca o incluso no tiene, relación con la otra.
Luego de esta varazón empezaron las movilizaciones y bloqueos en Chiloé culpando a la industria salmonera, a la pesca industrial, al gobierno y de pasada a la Ley de Pesca (Ley Longueira). Como un apasionado del océano y la vida submarina obviamente apoyo el movimiento y las paralizaciones en Chiloé, apoyo también a los pescadores artesanales pero creo que no hay que mezclar una cosa con otra.

Este año, potenciado por el calentamiento global, hemos tenido el mayor fenómeno de la corriente de El Niño en décadas, esto ha provocado un aumento significativo en la temperatura del océano y eso a su vez, ha generado el mayor afloramiento de Marea Roja en muchos años, y también ha generado el afloramiento de Algas Nocivas (FAN) que son la causa de la masiva muerte de salmones en los fiordos. En realidad una cosa lleva a la otra, esas algas (FAN) no aflorarían, o al menos no en esa magnitud, si las salmoneras no tuvieran los fondos marinos totalmente saturados con nutrientes o en español, saturados de restos de comida que los salmones no comen. Al final del día, este tema del ecosistema es una cadena que si tiene un eslabón débil, deja de funcionar correctamente.

Volviendo a lo que le pasa a nuestro océano tenemos también el varamiento de ballenas Sei en la Patagonia chilena que es la varazón de ballenas más grande de la que se tiene registro además tenemos varazones de sardinas y jibias en cantidades que dan escalofríos cubriendo playas completas. Por ahí el hombre no tiene directa relación con estos fenómenos, pero sí tenemos directa relación con el aumento de temperatura a nivel global y eso desencadena lo demás.

En cuanto a lo que sí tenemos directa relación, el día sábado 14 de mayo en la Bahía de Quintero, en la región de Valparaíso, sufrieron el tercer derrame de hidrocarburos en 4 años. Si, leíste bien, tercer derrame en cuatro años. Yo la verdad no sé cómo hacen la pega estos señores de ENAP pero no me cabe duda que ese elástico nunca se va a cortar, ellos pueden hacer lo que quieran con las consecuencias más insólitas y van a seguir ahí en la Bahía de Quintero que por lo demás ya está tan contaminada que claramente la autoridad ni siquiera acusa recibo de este tipo de situaciones y ENAP tranquilamente puede seguir contaminando sin consecuencias administrativas.

Otro tema es la Ley de Pesca o Ley Longueira, yo no estoy claro sobre la institucionalidad, no soy abogado ni honorable diputado o senador, pero llama profundamente la atención, como ser humano normal y corriente, que exista una ley hecha a medida de una industria, que a través de la corrupción, consiguió protegerse en perjuicio de los pescadores artesanales del país, que siga vigente y que además las autoridades, léase diputados, senadores, subsecretarios y ministros, levanten los hombros tan descaradamente como diciendo que no hay nada que hacer al respecto. Esa es una pata del problema, la otra pata es el agotamiento de los recursos, hoy tenemos ocho pesquerías en estado de colapso o agotadas, eso quiere decir que la cantidad de peces que sacan de esas especies es mayor que su capacidad de reproducción, los comités científicos asignan una cuota de captura pero la autoridad no toma en cuenta a los comités científicos asignando cuotas en absoluto beneficio de la industria.

Tenemos también los relaves mineros, los emisarios de aguas servidas, el plástico, la contaminación acústica y así podría enumerar decenas de problemas que tenemos con nuestro mar, y aquí voy al centro de lo que quiero contarles, todo esto denota una clara falla en la gestión del territorio marítimo, en Chile somos expertos en la contención o control de problemas pero no tenemos idea cómo prevenirlos. Por ahí los intereses económicos son tan importantes que mejor nos preocupamos de cómo estrujar mejor los recursos y después vemos como arreglamos el pastel, total este viejito va a seguir pagando la campaña política.

En este momento es difícil tener un océano más enfermo, es difícil tener más recursos agotados sin hacer nada y es más difícil aún que la gente siga guardando silencio y haciéndose los locos. Ya llegamos al punto en que el problema nos afecta a todos, a ti que vas a veranear a la playa, a mi que trabajo ligado al mar, a mis hijos que no sé en qué condiciones les vamos a heredar nuestro océano y es por todo esto que soy optimista, ésta es la gran oportunidad que todos quisieran tener para generar un cambio real, para generar una institucionalidad de gestión del territorio marítimo, para cuidar y recuperar los recursos y para generar conciencia acerca de la importancia de cuidarlo, partiendo por cada individuo y terminando en cada empresa o industria que se beneficie con el océano o que trabaje cerca de éste. Es la gran oportunidad que tenemos para dejar de crecer de espaldas al mar, de asumir nuestra condición de país pesquero, de país estrechamente ligado al mar y de ver el brillante futuro que este mar nos regalará si aprendemos a cuidarlo, protegerlo y respetarlo.

Instructor de Buceo

IDC Staff Instructor #318745

Rodrigo Sánchez13173890_10209348122401381_6127681614423408512_n 1462655512-travels A_UNO_671767 buzos-salmonera Chile-3 mar-para-vencer